Entrevista a Sergio Fernández

Imagen de Sergio Fernández, emprendedor
Picasso decía: “si la inspiración te pilla, que sea trabajando

Después de culminar sus estudios superiores en la Universidad Complutense, Sergio Fernández decide mudarse a Londres para iniciar su carrera profesional. Allí entra en contacto por primera vez con el mundo del Coaching, algo hacia lo que siempre se había sentido atraído y que cambió su vida para siempre. 

En el 2005 regresa a España e inicia sus estudios de Coaching y, dos años más tarde, empieza su carrera como emprendedor.

Claves para el éxito

Con 7 libros de su autoría, más de mil entradas de blogs, más de 600 vídeos, 1 programa de radio de desarrollo personal y profesional, 25 ediciones del Máster de emprendedores y cerca de 5 mil alumnos de Vivir sin jefe; Sergio cuenta con una gran experiencia como emprendedor y nos narra cuáles han sido las claves en su vida profesional que le han llevado a alcanzar el éxito en el mundo del emprendimiento.

1. Intuición y confianza: Si tu intuición te dice que debes seguir un camino, debes tener la confianza de validar tus instintos y seguir ese camino pase lo que pase.

Tienes que decidir si la vida está de tu lado o la vida está en tu contra, y esa decisión va a organizar el resto de tus días en el planeta’.

Es importante seguir tu intuición y tener confianza en la vida. Cuando tienes la sensación de que la vida siempre juega a tu favor, de que pase lo que pase hay algo mejor que está por venir, es más fácil tomar decisiones y seguir tus instintos.

2. Trabajo duro: Trabajar todos los días es algo que facilita el éxito:

trabaja todos los días y luego intenta que te vaya mal, y la vida va a decir: es que te va a ir bien tu pesar”.

La inspiración es como una semilla, que debe caer en terreno fértil para que prospere. Picasso decía: “si la inspiración te pilla que sea trabajando”.

Una empresa es la decisión de una o varias personas de ofrecer algo o solucionar un problema con la esperanza de obtener a cambio el dinero para solucionar sus propios problemas. Y lo gracioso de esto es que quienes deciden emprender están perdiendo dinero desde el primer día: no han hecho nada y ya están pagando impuestos, materiales, nómina, proveedores… Saben que no existe ninguna garantía de que van a recuperar su dinero, pero tienen una terrible fe que les hace pensar que las cosas van a salir bien.

«Cualquier emprendedor puede decirte que emprender es una de las cosas más divertidas que ha hecho en su vida».

Consejos para emprendedores

En este sentido y de acuerdo con las lecciones aprendidas durante su vida profesional, Sergio comparte con nosotros algunos consejos para aquellas personas que deciden dejar de trabajar para otros y construir su propio destino:

1. Abrazar nuevas formas de pensar: Las personas que vienen de ser empleados y que deciden aventurarse en el mundo del emprendimiento deben comprender que tienen que aprender un nuevo idioma, nuevas maneras de relacionarse, nuevos horarios, nuevos valores, nuevas creencias… La manera de ser del empleado es muy diferente a la manera de ser del emprendedor. Si no están dispuestos a dejar atrás antiguas formas de pensar, se van a generar fricciones que les pueden llevar al fracaso.

2. Saber sobre el acto de emprender: Aunque para cualquier emprendedor es necesario conocer la parte técnica de la industria en la que va a participar, es aún más importante tener conocimiento del propio acto de emprender, porque es lo que les permitirá organizar el negocio, saber cómo contratar personal y ser capaces de obtener el conocimiento para la industria en la que quieren emprender. Y esto es algo que no se aprende en el sistema educativo, allí se adquieren los conocimientos técnicos, sin embargo no son suficientes para emprender un negocio exitoso.

Emprender es un acto de la voluntad humana. Con probabilidades tan bajas de éxito, estadísticamente hablando, si hay algo que facilita el fracaso de cualquier emprendimiento es la ignorancia, que es la raíz de todos los males que acechan a los seres humanos. En un sistema educativo que no enseña sobre el emprendimiento, donde incluso está mal visto ser emprendedor, es normal que haya ignorancia al respecto, que las cosas salgan mal y que en consecuencia tengamos índices de fracasos tan altos entre los nuevos emprendimientos.

Donde hay ignorancia siempre hay problemas’.

La energía de emprender requiere de acción, de visión, de un punto de locura, pero esto se verá más enriquecido si tomamos el hábito de detenernos a pensar, a reflexionar, a observar. Podemos obtener resultados alucinantes simplemente con detenernos a pensar un poco. Y esto es algo que no todos los emprendedores hacen antes de emprender.

Perspectivas de futuro

Las personas estamos perdiendo la capacidad de reflexionar, nos estamos dirigiendo a una sociedad del fast-think, donde el pensamiento rápido, sin ningún tipo de matiz, solo es capaz de ver un solo lado de cualquier aspecto en la vida y eso está deteriorando nuestra capacidad de pensar.

A pesar de todo esto, el futuro será mejor que el presente, es algo que ha sido permanente en la historia de la humanidad. Hoy en día tenemos mucha más tecnología, una mejor calidad de vida y muchos más recursos a nuestro alcance que el Rey de España en el siglo XIX; y dentro de un siglo será exactamente igual, las personas más humildes tendrán muchas más opciones de las que hoy tienen las personas más ricas de España.

A los seres humanos no nos gustan los cambios, pero por otro lado estamos viviendo en el momento de la historia en el que han ocurrido la mayor cantidad de cambios en el periodo de tiempo más corto. Por lo tanto, el futuro traerá grandes oportunidades para las personas que quieren aportar y sumar a la sociedad. En una sociedad tan digitalizada como en la que vivimos, todo es más transparente y, por lo tanto, más justo.

Estamos viviendo el momento de la historia en el que se han creado el mayor número de fortunas de manera legítima en primera generación y, ahora gracias a la tecnología, cada vez más personas pueden sacar un negocio adelante y tener una vida significativa. Quienes no aporten, cada vez tendrán circunstancias más difíciles en comparación con aquellos a quienes les va bien. No obstante, en términos absolutos, sus oportunidades seguirán siendo mejores que las de hace 50 o 60 años.

Si quieres visualizar la entrevista completa…

Si prefieres escuchar el podcast…

Jesús Alonso Gallo

“Empleado en serie, emprendedor en serie e inversor en serie”

¿Quieres impulsar tu startup?

Descubre mi programa de Mentoring MOAI revolucionario
Ir arriba